Banner
PDF Imprimir E-mail

Compostero: abono ecológico a tu alcance

Texto: Sandra Carrillo, vecina y miembro de Asochuao / Fotos tomadas de sadarbol.blogspot.com

Composta, compuesto o compost (a veces también se le llama abono orgánico) es el producto que se obtiene del compostaje o descomposición de la materia orgánica en presencia de oxígeno y que constituye un buen abono.
Los restos de comida grasienta, como carnes, lácteos y huevos no deben usarse para compostar porque tienden a atraer insectos y otros animales indeseados.
Gracias a nuestra alianza con Sadarbol (Sociedad Amigos del Arbol), miembros de Asochuao hemos tenido la experiencia de aprender a través de ellos el proceso de elaboración de un compostero de hojas.
Fuente: es.wikipedia.org
parareciclaryaed41_detalle1Paso a paso
1. Construye un compostero con ladrillos o paletas de madera (en el último caso, tapando sus agujeros con plástico para lograr que esté cerrado).
2. Coloca el compostero en un lugar plano y en semisombra. Debe estar protegido del viento y siempre en contacto directo con la tierra para que los microorganismos alcancen los residuos depositados en el interior y para que drene el agua sobrante. No debe recibir demasiado sol para evitar tener que regarlo a menudo.
3. Introduce los restos de poda o césped. Para conseguir un compost equilibrado y de calidad tienes que utilizar tanto restos húmedos (césped recién cortado, hojas verdes, plantas del huerto o del jardín), como secos (hojas secas, serrín de madera natural, ramas de árboles trituradas). Lo mejor es incorporar tres partes de restos húmedos por cada una de secos.
4. Mezcla todos los materiales. Colócalos en capas, alternando los residuos verdes y los secos, y con ayuda de un palo ve revolviéndolos. Remueve también cada vez que añadas cantidades importantes de un mismo material, si no, bastará con que lo hagas una vez a la semana. Deberás humedecerlo con moderación si la zona en la que vives es seca. Tápalo con un plástico o bolsas plásticas grandes por arriba para conservar la humedad.parareciclaryaed41_detalle3
5. En cuatro o seis meses podrás utilizar el abono. Según el tipo de materiales utilizados, el compost tardará más o menos ese tiempo en estar listo. Hay restos que se deshacen en unos días; en cambio otros tardan meses. Recomendamos el uso exclusivo de hojas para obtener compost en 21 días. Para saber si el compost está listo tómalo con las manos y comprueba que desprende un agradable olor a fertilidad y su color es negro o marrón oscuro y apenas mancha. Si estuviese excesivamente húmedo añade restos secos y déjalo unos días más.
Los invitamos a visitar este enlace para ver paso a paso el proceso de construcción y elaboración tanto del compostero como del abono: http://sadarbol.blogspot.com/2007_07_01_archive.html

 

 
Banner
Banner
Banner